Nutrición balanceada para un adolescente


Cuando hablamos de nutrición balanceada abarcamos un amplio rango de vertientes. Podemos enfocarnos en múltiples contextos o, inclusive, en casos específicos que pueden presentarse en diversos sujetos. En este apartado tomaremos como referencia la nutrición en la adolescencia. Es de suma importancia que los más jóvenes de la casa se alimenten correctamente. Están en pleno crecimiento físico y mental y necesitan comer lo mejor posible en la adolescencia.

La dieta en la adolescencia tiene que basarse en ser sumamente completa, cada platillo debe contener todos y cada uno de los nutrientes que necesita para alcanzar un desarrollo pleno que le permita estar activo.


Una nutrición balanceada llena de nutrientes en la adolescencia

La comida es uno de los factores más trascendentales cuando hablamos de una adolescencia sana. Tenemos que ser sumamente rigurosos al momento de alimentar a nuestro hijo; esta es la única forma posible de ofrecerle todo lo que necesita. Entre los componentes más destacados tenemos:


- Las proteínas siempre tendrán que estar en el menú. Estas ayudarán a que el organismo del joven pueda procesar de forma correcta cada tejido que se forma y, a su vez, reestablece las estructuras del cuerpo.

- Cuando hablamos de vitaminas ya sabemos de antemano la importancia que estas tienen. Estos componentes ayudan a que el adolescente tenga un metabolismo sumamente desarrollado que se adapte a su etapa de crecimiento.

- Los minerales son muy importantes. Cumplen el mismo trabajo de las vitaminas y ayudan a todo los procesos relacionados con la asimilación de las enzimas.

- Sin lugar a dudas uno de los protagonistas principales tiene que ser el calcio. Cuando se está en la adolescencia el consumo de este mineral debe aumentar aproximadamente hasta los 1300 miligramos diarios. La importancia de este radica es que imprescindible para el correcto desarrollo del esqueleto del joven. En caso de que el adolescente no quiera consumir leche tendrá que comer frutos secos.

- El hierro ayudará al control y aumento de la sangre. Resulta vital en las mujeres debido a la menstruación.

- Para aportar zinc al cuerpo el menú debe tener todo tipo de alimentos de origen vegetal.

- La hidratación es imperativa. Siempre tendrá que consumir zumos, leche y agua. Esto le ayudará en los procesos biológicos.


Problemas que acarrea la mala alimentación en la adolescencia

Entre los principales problemas que debemos combatir se encuentra el déficit de calcio. El poco consumo de leche y frutos secos convierte a los huesos en elementos débiles que se rompen con total facilidad en la alimentación en la adolescencia.

Otro problema común es el consumo excesivo de grasas trans lo cual deriva en la obesidad. Para evitar este tipo de problema tenemos que hacer que nuestro hijo se acostumbre a la comida sana y de calidad. El mejor método para lograr esto es inculcarle desde muy pequeño los hábitos del buen comer.